Este site utiliza cookies. Al continuar estás permitiendo su uso. Saber más.

¿Sabe un futbolista profesional cómo apostar?

¿Sabe un futbolista profesional cómo apostar?

¿Cómo es el día a día de un jugador de fútbol? Motivaciones y obstáculos. ¿Sabe un jugador de fútbol profesional apostar? ¿Puede su rendimiento influir directamente en una apuesta?

Estos y otros temas en discusión para leer en esta entrevista.

por Zlatan10   |   comentarios 0

El año de 2020 se caracterizó por grandes desafíos y el fútbol nacional y mundial no fue una excepción. Clubes, jugadores, entrenadores e incluso aficionados tuvieron que reinventarse y reorganizarse para mantener los altos niveles de motivación y compromiso que caracterizan a este deporte.

Un miembro de la comunidad de la Academia de Apuestas charló con un jugador profesional y aquí tienes los momentos más importantes de la vida de un jugador, dentro y fuera de las cuatro líneas.

Por el medio, el jugador fue desafiado a probar ser apostador y compartir su perspectiva, en la elección de algunas estrategias y análisis.

Nota: Por razones profesionales no podremos identificar al jugador. 
 

Vestuario. Equipo. Ausencias. Expulsiones.
¿Qué mueve a un jugador de fútbol profesional?

P - ¿Cómo ves la mala racha de resultados de grandes clubes como Dortmund, Barcelona, Real, Valencia y otros?

R - Como jugador, lo único que puedo decir es que personalmente no conozco a ningún jugador que quiera jugar para perder. Ganar está en la sangre de cualquier profesional en el campo. Ahora, depende de varios factores y equipos. Si tomas el ejemplo del Barcelona, y hay varias opiniones, sé que Messi es un verdadero líder del vestuario y cuando un líder ya no tiene ese deseo de permanecer en un club, empiezan los rumores en el vestuario. Ya sabes que en un equipo es muy importante la unión. No digo que Messi haya creado problemas en el vestuario, pero un jugador como Messi puede desestabilizar por completo una plantilla.

Te voy a dar un ejemplo de algo que me pasó en un equipo de la primera división. Nuestro vestuario era muy unido. En el día libre hacíamos nuestras fiestas más privadas en la casa de uno u otro. En un dado momento, un ex colega tuvo la desafortunada idea de tratar de seducir a la esposa de otro colega (y la gente no tiene idea de lo común que eso es en el mundo del fútbol) y esta señora finalmente acabó por involucrarse en un caso. Por supuesto la verdad de descubrió. Los colegas se pegaron, la dirección del club tuvo que intervenir, aunque no quisiera despedir a ninguno de ellos. Lo cierto es que todo eso afectó a la plantilla y la estructura del club y quedamos 8 juegos sin ganar, simplemente debido a los grupos que se crearon dentro de la plantilla a causa de todo eso.

No estoy diciendo que eso sea lo que le pasó a Messi, lejos de eso. Messi tiene una historia de estar saturado del Barcelona y de que el club le permita salir. Ahora, en relación con los malos resultados, evaluaría la situación por algo que, me parece, el fútbol echa de menos - el PÚBLICO. Por extraño que parezca, los aficionados hacen mucha falta en los estadios, porque entrenas más centrado en tu trabajo. Cuando te preparas, pones la camiseta y entras en el estadio para el calentamiento, lo que sientes es un vacío, un enorme vacío.

Nada ha cambiado en el fútbol más que la ausencia de los aficionados.

Si conoces nuestra ciudad, sabes que, jugando en casa con un resultado desfavorable o tangencial, ya sabes, sin mirar la pantalla, que el minuto 80 ha llegado, el juego está a punto de terminar y, o anotas o sostienes la ventaja, porque el público te dio esa advertencia, apoya al equipo y hace esa exigencia. El público a menudo toma al equipo en sus brazos y no puedo describir la situación con palabras, pero sé que en la parte final tienes que dar todo y, con el apoyo del público, encuentras fuerza extra pensabas no tener. Esto me ha pasado en varias ocasiones, como duelos mano a mano o un sprint que ya no contaba tener que hacer, etc. Lo que pasa sin público es que pierdes el ánimo, quieres romper el ritmo del juego tú mismo, especialmente si estás ganando, porque estás en un huevo vacío. Incluso para abuchearte echas de menos al público.

Ese es mi análisis, porque nada ha cambiado en el fútbol, ni táctica ni técnicamente. Los equipos son los mismos, algunos con más refuerzos que otros, pero eso ha sido normal durante décadas. Nada ha cambiado.

 

P - ¿Cómo prepara un equipo un juego con un rival?

R - La preparación se divide en varias fases a lo largo de la semana.

La primera fase es después de un partido. Es habitual haber solo un entrenamiento de descompresión normal, por lo general, por la mañana.

La segunda fase pasa por un análisis del vídeo del juego anterior. El equipo técnico hizo la evaluación de los errores cometidos por el equipo y luego hacemos una réplica en el terreno de juego tantas veces como sea necesario, todo programado por el equipo técnico, hasta que todo haya sido arreglado.

En la tercera fase, después de recibir el trabajo de los Scouts, el equipo técnico prepara el entrenamiento de acuerdo con los datos obtenidos. Los principales aspectos a tener en cuenta son jugadores rivales potencialmente más rápidos, jugadores con más calidad técnica, en la posibilidad de que jueguen, la forma como el equipo juega, el sistema táctico, técnico, etc., cuál es su mayor calidad, y entrenamos formas de presión para anular sus puntos fuertes. Es importante tener tanta información como sea posible para que el juego sea preparado en detalle.

Sin embargo, nunca nos interesan mucho las rachas ganadoras, las derrotas o los goles, porque el fútbol es el momento. No sé mucho de apuestas. Sólo sé lo que veo hacer a mis amigos, pero no creo que sea relevante o fundamental ver los enfrentamientos directos entre los equipos.

Por ejemplo, nos enfrentamos al Tondela ayer. Sabíamos, por experiencia de juegos anteriores, que iba a ser un partido difícil, en un estadio muy difícil para cualquier equipo, con un rival muy bien orientado y organizado. Aún así, creo que no tiene sentido perder mucho tiempo con números pasados, porque el Tondela de este año tiene jugadores que la temporada pasada no estaban, con características diferentes, con diferentes métodos y que condicionarán el análisis (eso es una certeza hablando de apuestas). Si tienes que obtener información, esa información debe ser del menor tiempo posible y, sin embargo, no debes confiar demasiado en los números, porque en el fútbol lo que pasó un sábado pasado puede ser totalmente diferente el sábado siguiente. Siempre juegas contra diferentes equipos, con diferentes características, con objetivos diferentes. Eso condiciona mucho el análisis, ya sea en nuestra preparación como deportistas de alta competencia o para los apostantes profesionales.

Nunca estamos muy apegados a los números, como las rachas ganadoras, las derrotas o los goles, porque el fútbol es el momento. No sé mucho de apostar.

P- Ausencias. ¿Hasta qué punto te siente condicionado en el juego si tu equipo tiene una ausencia de un jugador importante?
R - Lo cambia todo. Por mucho que sepas que ese jugador tendrá un sustituto, en ciertos momentos del juego, las características de uno siempre serán diferentes del otro. Sabes que si fuera el otro jugador estaría allí, en un dado momento, en ese espacio. Con el otro no estás tan seguro, requiere una adaptación por parte de todos. Esto puede condicionar el juego por completo, porque el jugador actual, por tener características diferentes, puede no golpear de cabeza tan bien, por lo que tu forma de jugar puede implicar dejar de cruzar al área y en alternativa optar por pases por el suelo hacia el área o para la entrada del área, pero el equipo puede no estar acostumbrado a eso, lo que acaba por condicionar el juego.

El jugador titular ya sabe cómo cruzar, porque sabe quién estará en qué zona, mientras el sustituto puede tendrá más dificultades en los cruces, porque quizás no es tan eficaz. La ausencia de un solo jugador puede alterar completamente un esquema táctico y la evolución del juego.

Esto en el frente de ataque. En la defensa requiere aún más cuidado, porque es un área crítica, porque en beneficio de la verdad, todos saben atacar la portería del rival, pero defender ni tanto, porque es un área más crítica.

Como regla general, cuando esto sucede es común ver cambios tácticos en la defensa. A menudo el sacrificado es el centrocampista defensivo, el que a menudo ayuda como tercer central, para ayudar en la defensa siempre que el oponente ataca, pero al hacerlo también puede causar crear desequilibrios, porque alguien tendrá que proteger el espacio dejado en el mediocampo, todo esto mientras el equipo tiene que tener la preocupación de atacar al mismo tiempo, lo que es muy difícil y agotador de hacer.

Por lo tanto, un solo jugador cambia en gran medida el juego. Y, además de todo esto, un aspecto muy importante y que a veces escapa a los ojos del aficionado común tiene que ver con los factores motivacionales y de confianza. He visto partidos de nuestro campeonato de la Segunda Liga (porque me gusta y, para mí, como jugador, es importante incluso para sacar mis notas personales, para estar más preparado). En los juegos en que algún equipo no cuenta con un jugador muy importante, el estilo de juego cambia por completo. Incluso asistí a juegos en que la sensación fue que la pelota quemaba en los pies. Así, sin duda el factor confianza del equipo era muy bajo. Claramente esto condiciona a los equipos, tanto que, curiosamente, uno de esos juegos terminó en un empate, mucho debido a la ineficacia, pero también porque a lo largo del juego el equipo nunca tuvo la adaptabilidad que debería haber tenido, claramente por la falta de un solo jugador importante. Lo que es muy común escuchar en estos casos es "Bueno, el equipo gastó X millones y depende de un solo jugador".

Cada uno tiene su propia opinión, pero también conozco a gente de trabajos ordinarios, los que están en ese trabajo hace mucho tiempo, y constantemente cometen errores cuando ya tienen mucha experiencia en ese trabajo y deberían ser menos propensos a cometer errores.

arbitro-expulsão

P - Por hablar de jugadores que cambian el sistema, ¿y en el caso de expulsiones? ¿Cómo responde el equipo a una expulsión? Esto de ambos lados, es decir, quién tiene un jugador expulsado y el otro equipo.

R - Ambas situaciones son difíciles, pero vamos a empezar por el equipo con el jugador expulsado y crear varios escenarios. Creo que eso es bueno para tu profesión, o pasatiempo, para las apuestas, y también tratar de entender cómo esto funciona dentro de un equipo.

Un jugador del oponente expulsado con el resultado empatado. Automáticamente, y todos somos así, es humano, lo que viene a la mente es una motivación extra. Sabes que lo más probable es que el oponente saque a alguien del ataque (en caso de que haya sido expulsado un defensor). Por lo tanto, nuestra defensa estará un poco más tranquila e incluso tendrá cierta libertad para subir las líneas, lo que puede condicionar aún más al oponente. Al mismo tiempo, sabes que la defensa del oponente continuará con el mismo número de jugadores, pero la motivación que la expulsión genera en nosotros nos llevará a seguir atacando insistentemente hasta lograr anotar.

Incluso es común ver al equipo que todavía tiene a los 11 jugadores jugando contra un equipo con 10 poner a un hombre más en el ataque. Eso no significa en absoluto que el equipo esté desesperado por anotar. Es una opción táctica que te permite forzar al rival a reducir aún más las líneas. Si ya estabas jugando con 2 delanteros, si pones a un tercer delantero, u a otro centrocampista creativo, el oponente que con 10 jugadores ya explotaría sólo el contraataque, ahora tendrá que ser aún más cauteloso por el número de delanteros a los que ahora se enfrentará. Es decir, el equipo oponente estará mucho más encerrado en su defensa.

Sin embargo, a veces no es tan simple (y lo explicaré más adelante), porque ni todo son facilidades tan sólo porque tienes un hombre más.

La misma situación, pero con el oponente ya perdiendo, es prácticamente igual y tu equipo puede incluso cambiar algo en términos tácticos y, una vez más, poner a otro hombre en el ataque para crear desequilibrios (sucede el 90% de las veces). Si estás ganando te da la sensación inmediata en tu corazón de que el juego está hecho, pero no puedes relajar. Lo que si puedes es romper el ritmo de juego.

Si el jugador expulsado es de tu equipo, el escenario al que quería llegar, a veces no pienses que porque tienes un hombre más se vuelve más fácil, porque será la misma dificultad. Eso varía mucho de un equipo a otro. Nuestro vestuario está muy unido y ha ocurrido unas cuantas veces esta temporada el equipo quedar reducido a diez elementos y, en cualquier posición del campo que eso ocurra, nuestra reacción es inmediata.

Tenemos un pacto interno como jugadores, amigos, basado en nuestra unión, nuestra voluntad y nuestros objetivos para la temporada. Cada uno corre un poco más y no dejamos que un colega sufra a causa de una tarjeta roja. Aquí también se puede ver la fuerza del vestuario. Son cosas que pasan desapercibidas al aficionado común, pero sí, muchos equipos están preparados para eso, incluso muchas veces entrenamos ese tipo de situación.

Estás entrenando normalmente y, de repente, al azar, el entrenador hace salir a un jugador de campo (a veces incluso el jugador más influyente). Entonces sabes que es el momento en que tienes que adaptarte a una situación real, como si fuera un juego real, para estar preparado. Por lo tanto, por nuestra parte, ajustamos las posiciones y todo el mundo sabe que tiene que correr un poco más, pero es mucho más agotador y cuanto más temprano el jugador es expulsado, mayor es el desgaste físico, lo que puede traer varias condiciones al juego.

Las ausencias y las expulsiones son factores clave a la hora de hacer una apuesta, ¿estás de acuerdo? Sigue a los juegos de hoy y echa un vistazo a este y otros datos relevantes antes de hacer tu próxima apuesta.
 

P - Grandes clubes. Sólo jugáis bien contra los clubes grandes. ¿Mito o Realidad?

R - Esa es la pregunta más fácil de todas. Son los juegos más fáciles por varios factores. Son los mejores entrenamientos a lo largo de la semana.

Primero, porque la presión siempre estará del lado del club más grande. En segundo lugar, porque es un juego que, en principio, sabes que vas a perder, dada la diferencia de calidad entre plantillas, inversión del club, etc. Es un juego en que no tienes nada que perder. Son tres puntos más, porque en general luchas contra un equipo que no es de tu campeonato y la obligación es vencer a nuestros rivales directos, no a esos equipos grandes.

Sin embargo, hay varios factores a tener en cuenta. Imagina que estás de dieta: tu día libre para comer dulces es ese. Para nosotros, los equipos grandes son nuestro día de comer dulces. La presión ya está del otro lado, por lo que jugamos mucho más relajados, porque no sentimos la presión de tener que ganar. El factor motivación es inequívocamente mucho mayor. Tal vez sea otro punto importante del que no hablamos antes, el de las derrotas de los grandes clubes.

Somos pequeños, ya estamos acostumbrados a tener a pocos aficionados en los estadios. Estos equipos grandes tienen la presión de ganar bajo el calor de los aficionados, sin su apoyo puede ser aún más difícil, por todo lo que expliqué. Libertad de presión, motivación extra. Nuestro objetivo siempre es retardar goles del equipo grande. Cuanto más tarde marque goles mejor será. Luego, depende de los equipos grandes si saben o no cómo trabajar contra el reloj, pero a medida que pasa el tiempo, la presión para ellos aumenta, por lo que a menudo, a pocos minutos del final, optan por bombear pelotas hacia nuestra área, lo que suele ser más fácil para nuestra defensa. El instinto siempre resulta ser más fuerte y empezamos a jugar más con el corazón que con el cerebro.

Otro factor importante es jugar en casa o como visitante. En tu estadio te sentirás mucho más cómodo, además de esa motivación de jugar contra un equipo grande. Jugarás mucho más relajado y todo esto tiene que ver con el factor de presión. Jugando contra Benfica, FC Porto, o Sporting Lisboa la presión está sobre ellos, para nosotros es un juego más. Sin embargo, por todos estos factores pueden ser muy relevante para las apuestas. Si analizas a las estadísticas de todos los grandes equipos favoritos de todo el mundo, verás una frecuencia de goles sufridos de estos favoritos mucho más alta fuera de casa que en casa. Porque, por ejemplo, sé que si voy al estadio del Benfica, mi acción táctica será diferente, será más contenida, voy a tratar de explotar el contraataque. En mi casa, me siento más a gusto y tengo más libertad para explotar el ataque. Además de eso, por lo general, estos equipos, los que ya hacen mucha presión sobre nuestra defensa, en su propia casa esa presión es aún mayor, lo que hace que este proceso de salida con pelota sea aún más difícil.

Por lo demás, es un juego normal. No jugamos bien sólo contra los grandes. Los aficionados en Portugal sólo asisten a partidos de fútbol cuando uno de los clubes grandes está involucrado. Invariablemente, esa es la idea que tienen de los equipos pequeños, pero está mal. No veo, por ejemplo, que la gente encienda la televisión para asistir, por ejemplo, a un Paços de Ferreira vs Rio Ave. Entonces, la ignorancia crea esa idea. Pero lo manejamos muy bien.

¿Sólo jugáis bien contra los equipos grandes? Son los juegos más fáciles por varios factores.

P - Hablando de motivación. ¿Cómo te das la vuelta psicológicamente a una racha perdedora o a una derrota?

R - Hoy en día, todos los clubes trabajan con psicólogos, coaching, etc. Pero la palabra clave al hablar de una espiral de malos resultados es entrenador. Y, en este capítulo, perdimos a un gran hombre llamado Vítor Oliveira.

He sido entrenado por Víctor dos veces. Se convirtió en mi amigo personal y era un hombre que no te dejaba caer por nada. El entrenador es la clave para sacarte de esa espiral. Recuerdo a Víctor enseñando videos motivacionales en el vestuario antes de los juegos. Era único, era una persona muy fuerte, te gritaba hasta quedar ronco porque sabía que podías hacer mucho más y te llevaba al límite, así que, si ya tienes presión por no ganar y no tienes a un entrenador que mejore a tu autoestima, el que te apoye, esa espiral seguirá aumentando.

¿Cómo superamos eso? Con trabajo, enfoque, alegría, pero a veces hay cosas incomprensibles. Pero si sigues trabajando duro, un día esa mala suerte terminará. Recuerdo una racha de siete partidos sin ganar. En un partido, a los 83 minutos, hubo un penalti a nuestro favor. En el momento de cobrarlo sólo pensaba en ganar y en abrazar a mi entrenador en el banquillo, porque se lo merecía. Creo que la pelota habrá salido unos dos metros por encima de la portería. Cuando todo te sale mal, no hay nada que hacer que no sea entrenar, concentrarte más, porque una victoria puede cambiarlo todo.

En nuestro caso, porque esta temporada estamos bien, escuchamos música animada en el vestuario, hacemos unas bromas, bailamos, hay tiempo para todo. Fue la lección que aprendimos de la temporada pasada, de una espiral de 9 juegos con malos resultados. El secreto era realmente el trabajo, la concentración absoluta, algunas conferencias, tanto del entrenador como del psicólogo del club, porque, en realidad, si estás bien, más día menos día, aparecerán las cosas buenas. Ese es también nuestro trabajo como equipo: tratar de elevar nuestra autoestima y la de nuestros compañeros de trabajo, con el apoyo del entrenador. En este particular, también debo mencionar a otro gran nombre, el de Sérgio Conceição, por quien fui entrenado. Sin embargo, por razones personales, prefiero no mencionar ese nombre. Pero Sérgio es un gran maestro en la motivación y el FC Porto en este aspecto está muy bien servido.

P- Azotes psicológicos. ¿Por qué los equipos invariablemente ganan cuando llega un nuevo entrenador?

R - Por lo que acabamos de mencionar, por el factor motivacional. No hay ningún entrenador del mundo, ya sea Pepe Guardiola, klopp, Mourinho o Jorge Jesus, que consiga cambiar la forma de un equipo jugar en una semana. Eso tardará unas cuantas semanas, a veces meses. Motivación. Cuando un club cambia de entrenador es porque la situación ha alcanzado un límite de desgaste entre ambas partes.

El nuevo entrenador llega con un discurso preparado para empatizar al primer impacto, mostrarte que está allí para lo que necesites. Es un nuevo orador en los primeros días y esa charla puede cambiar todo. Trae en la bolsa esperanza, motivación y voluntad, lo que intenta transmitir con ese mensaje.

He tenido una situación de un entrenador despedido un sábado y un nuevo entrenador llegó un martes. Esa semana nadie, estrictamente nadie, entrenó con el balón. En el partido siguiente tuvimos una victoria. ¿Fue porque jugamos mejor? No. Jugamos de la misma manera, exactamente, pero nuestra alegría de jugar estaba al máximo, teníamos una motivación mucho mayor y la certeza de que ahora funcionaría.

¿Y durante el juego? ¿Cómo se hace ese Manejo Emocional?

P - Hablemos de juego jugado. Las pelotas paradas más son cada vez más importantes. ¿Cuál es la importancia que el equipo da a las pelotas paradas y qué preparación hacéis durante un entrenamiento?

R - Hoy en día es de vital importancia tener buenos cobradores de pelotas paradas, porque un juego puede decidirse en un tiro libre, en un saque de esquina, en un penalti. Como regla general tenemos dos cobradores oficiales de pelotas paradas: uno para tiros del lado derecho y otro para el izquierdo.

Sin embargo, por opción del entrenador, cualquiera puede y está listo a cobrar una pelota parada, si así lo elige por opción táctica o técnica. Trabajamos mucho las pelotas paradas y de todos modos. Saques de esquinas con tiro a la portería, a veces con contraataque, libre a diferentes distancias y desde varios lados. Por semana, dedicamos alrededor de 4h a 6h sólo a las pelotas paradas, penaltis incluidos.

P - Explícame el motivo de los saques de esquina cortos.

R - Es el tipo de jugada en el que a veces oímos de los aficionados algo como: "que jugada de mierda ". Pero claramente hay un estudio que escapa al común aficionado.

Puede que me equivoque, pero quien comenzó esto de los saques de esquina cortos fue el Barcelona, hace varios años, por Paco Seirul-lo, el creador del tiqui-taca, el que pocos saben quién es. Los que apostáis y tenéis acceso a estadísticas podéis comprobar mejor, pero en un clásico saque de esquina directo sólo 1 de cada 14 tiros da gol, con esta versión 1 en cada 9 tiros da gol. Esto se debe al posicionamiento de la defensa o, si queremos profundizar mejor, el fallo de las marcaciones defensivas causado por la salida corta con la pelota.

Imagina que eres un defensor y has entrenado muchos saques de esquina de la manera tradicional toda la semana. Estás preparado para eso, sabes lo que tienes que hacer. Supongamos que eres un defensor. El oponente toca la pelota corta y tu intuición es no dejar que el que tenga la pelota pueda progresar. El problema es que tú, el que estás más cercano, realmente tienes que salir al portador de la pelota, porque no tendrá miedo de seguir adelante y disparar la portería. También entrenó esa posibilidad. Ahora imagina que sales, pero tu posición queda descubierta y habrá un oponente que aprovechará de eso y lo que los defensores más cercanos corrigen tu posición y avanzan para cubrirla, pero dejarán espacios abiertos y a veces con tanta gente en esa zona ya nadie sabe quién marca quién, debido al espacio dejado por los jugadores.

Esa es la verdadera esencia del saque corto, confundir la defensa. Por supuesto que eso se entrena. Así que, ves diferentes secuencias de saques de esquina y nunca sabes si saldrá corto o largo, porque ya sea corto o largo, casi siempre tendrás a un jugador cerca del que se acerca a la esquina. Ese jugador por sí solo ya está arrastrando a un defensor para cerca de él. Al final, el saque de esquina corto, en nosotros, cuando los sufrimos, provoca ese mismo pensamiento de los adeptos, pero al revés: "Ahí viene mierda." Porque es muy difícil defender este tipo de saques. La mayoría de las veces conducirá a cruces cerrados, los que son un peligro real para la defensa.

Esa es la verdadera esencia del saque de esquina corto, confundir la defensa.

P - Qué bien que has hablado de cruces cerrados. Al cobrar libres laterales, ¿qué es más peligroso?, ¿cruces cerrados o abiertos?

R - La respuesta es que los cerrados son un 80% más peligrosos que los abiertos.

Pero vamos por partes. Supongamos que tú, o alguien que quiere apostar, tienes la estrategia de apostar en esas pelotas paradas. Vamos a imaginar un tiro libre lateral del lado derecho. Cuando ves un tiro libre del lado derecho y quien lo va a cobrar lo hace con el pie derecho, este equipo claramente tiene jugadores que tienen un gran poder de impulsión, son muy fuertes en el juego aéreo. En esa circunstancia, la pelota será golpeada, describirá un arco hacia fuera de la portería, pero siempre caerá entre la marca de penalti y la línea de pequeña área. Por lo general son tiros libres cobrados con mucha fuerza. Un jugador fuerte en el juego aéreo sólo tiene que tocar con la cabeza en la pelota, para que siga hacia la portería con suficiente violencia.

Pero este tipo de jugada, en una posición frontal a la defensa, es generalmente teóricamente más fácil de defender, porque el defensor está de frente para la jugada, el balón ya está saliendo de la portería al describir el arco y se vuelve más fácil. Esto en teoría, claro. Ahora, cuando veas que el tiro libre será cobrado del lado derecho, pero quien lo hace es zurdo, eso significa problemas para la defensa y te voy a explicar la diferencia.

En el tiro libre anterior, tienes una defensa que se enfrenta al lanzamiento, pero el balón hace una trayectoria hacia fuera de la línea de gol. Aquí tendrás precisamente lo contrario. Una pelota que se cruzará con destino al segundo palo, siempre. Estos tiros libres siempre serán cobrados directamente hacia el segundo palo, o hacia el palo que está más lejos, como quieran llamarle. Es importante prestar atención a varios aspectos.

Digamos que eres un defensor, para que puedas hacer un mejor análisis. Cuando mis colegas me ven pasar desde el lado izquierdo al derecho ya saben que voy a cobrar el tiro libre. Así que, tienes una formación de tres líneas en el área. Tienes a algunos que están dentro del área y dan la sensación de que serán atrapados en fuera de juego, pero están ahí estratégicamente. Tienes la línea de defensa del oponente, generalmente colocada en la línea exterior del área, y tienes el resto de mi equipo allí, muy pegado a esa línea defensiva.

Al mismo tiempo me corro hacia la pelota, esa línea, la que está fuera del área, avanza y aquí comienza el caos. Eres un defensor, la pelota ya está volando, vas a correr hacia atrás, el tipo que pensabas que iba a estar fuera de juego se detuvo hasta que golpee la pelota, pero ahora está en tus espaldas, y vas a caminar hacia atrás. Tienes que ver al jugador que estabas marcando, tienes otro en tu espalda y si tocas mal el balón corres el riesgo de que sufra una trayectoria hacia la portería.

Hipótesis 1. El balón es golpeado al segundo palo, no toca en nadie, pero como hay un gran grupo de jugadores en un corto espacio de la cancha, puede sacar visibilidad al portero.

Hipótesis 2. Cualquier defensor puede tocar la pelota, pero como está corriendo hacia atrás tendrá poca elevación para golpear la pelota hasta adelante.

Hipótesis 3. Siempre hay un delantero o centrocampista cerca del segundo palo para corregir el cruce hacia la portería. Por lo tanto, este tipo de lanzamiento es mucho más peligroso que el anterior y, regla general, a ningún defensor le gusta este tipo de cruces. En los tiros libres centrales no hay mucho que añadir, porque son lanzamientos en los que la pelota va directamente hacia la portería. Aquí dependerá del cobrador del tiro libre, si golpea con el pie derecho o con el izquierdo, si ha golpeado bien o no en los últimos tiros libres, debido al factor confianza, etc.

P - Imagina que el juego comienza, y tu equipo concede un gol en el primer minuto, o en los primeros cinco minutos. ¿Cómo se siente el equipo?

R - En primer lugar, se desmorona todo el plan que tenías para el juego y que preparaste toda la semana.

En términos anímicos, no afecta mucho, porque sabes que incluyendo el tiempo de compensación de ambas partes tienes los mismos 90m, o 80, de juego, pero ahora estás perdiendo.

Así que, primero, no dejar que ese gol afecte psicológicamente al equipo es la primera regla. Así como reaccionar rápidamente. Obviamente ahora tendrás que empatar el partido para volver al punto inicial y poder hacer lo que estaba planeado, pero el primer proceso interno es nunca caer anímicamente o pensar en el resultado demasiado temprano, porque sin duda eso afectará a todo el equipo.

Entonces, puede traer o no algún condicionamiento al juego, como regla general no trae, porque quién marca siempre tratará de hacer su juego de una manera normal, porque sabe que bajar las líneas, sólo porque anotó en los primeros minutos, puede ser una táctica kamikaze. Es común ver lo contrario, es decir, el equipo anota y la tendencia es subir líneas para condicionar aún más la transición de defensa a ataque del rival.

Y ahora con la “Camiseta de Apostante

P - Por ejemplo, desde el punto de vista de un apostante, es común ver a los equipos salir al descanso ganando por 2 o 3 goles, en la segunda mitad apostamos a favor de más goles, pero hay más goles. ¿Por qué sucede eso?

R – Esto siempre dependerá del equipo, pero, de hecho, un equipo que ha marca un segundo gol, dependiendo del tiempo que falte hasta el final, relajará, es una práctica común en casi todos los equipos. Con un resultado de 2 goles de diferencia tiendes a relajarte, en tu psicología sabes que para perder tienes que sufrir 3 goles y, si tienes confianza en la defensa, romperás el ritmo de juego y eso sucede en la primera o en la segunda mitad, ya sea el FC Porto o un equipo modesto. Aprovecharás las paradas de juego para quemar unos segundos más. Esto sobre todo sirve para molestar al oponente, el que tiene que ir en busca de goles rápidamente. Por lo general, cuando hay más goles es porque el oponente está buscando marcar goles y arriesga todo en el ataque, pero acaba concediendo goles en contraataque.

Sin embargo, como dije, eso dependerá mucho de los equipos. Recientemente el Bayern Múnich salió al descanso perdiendo por dos goles e hizo una fantástica recuperación. ¿Puedes decir que fue mérito del Bayern? Quien vio el juego sabe que fue una mezcla de todo esto. Una relajación excesiva del Mainz, el que sólo tenía que controlar el resultado, combinado con un gol temprano del Bayern en la segunda mitad y algo que huye al aficionado común. En términos psicológicos, el equipo que marca un gol siempre está más cerca de anotar otro que de sufrir. Fue lo que sucedió en el partido del Bayern.

P - ¿Cuál es el mejor momento del juego para tí?

R - Volvemos al Bayern. Sin duda el descanso. Es el momento en que si las cosas no van bien puedes corregir algunas posiciones, dibujar o rectificar algún tipo de movimiento que no estabas haciendo.

Para casi todos los jugadores el mejor momento es el descanso, fue por eso que, en la respuesta anterior, dijo que depende del equipo y de la necesidad. Tienes equipos que están formateados para jugar el juego como si tuviera sólo 45m. Esto es muy común ver, por ejemplo, en equipos que disputan las competiciones europeas: tienen su objetivo a nivel nacional, pero también tienen que pensar en esos partidos, por lo que lo más frecuente es que entren muy fuerte en la primera mitad para anotar lo más rápido posible y matar el partido con un segundo gol todavía en la primera mitad. En ese caso, hablando de equipos de nivel europeo, el segundo gol es matar realmente el partido, porque difícilmente tendrás equipos con capacidad para una remontada con ese resultado. Hablo de equipos portugueses, por ejemplo, como FC Porto, Benfica, Sporting Lisboa o Braga, porque, en general, incluso con sustituciones, estos equipos tienen un patrón de ataque y una posesión de balón muy fuertes, lo que les permite controlar el juego a su favor sin sufrir grandes escalofríos.

Pero, en general, para la mayoría de los equipos, la primera mitad es más atípica porque en tu cabeza sabes que tienes otros 45m por delante y no vas a forzar mucho, correr como un loco. Vas a manejarlo todo, porque no tienes idea de cómo será la segunda mitad del partido, así que, en la primera mitad haces una gestión del tiempo y una gestión física. Pero como dije, esto es lo que sucede en la mayoría de los equipos y luego cada equipo juega lo que el oponente le permite jugar. Esto no invalida que puedas ver muchos partidos con muchos goles en la primera mitad o partidos muy intensos en ese periodo. Esto ya está entrenado desde casa, para cada acción hay una reacción y eso se aplica mucho en el fútbol.

El descanso es el momento en que, si las cosas no van bien, puedes corregir algunas posiciones, dibujar o rectificar algún tipo de movimiento que no estabas haciendo.

P - En el mundo de las apuestas tenemos un mercado llamado Over Limite. Se trata de intentar aprovechar un gol a partir del minuto 75 o 80. Digamos que están jugando Juventus y Parma. El juego está 1x1 a los 80’. Si fueras un apostante, ¿qué criterios tomarías en cuenta para ir en busca de ese gol o no?

R - Sin duda, el sector defensivo del Parma y el número de ataques y saques de esquina del Parma.

P - No entiendo. ¿Número de saques de esquina del Parma? ¿Puedes especificar?

R - Sólo hay tres maneras de conseguir un gol en estos momentos de juego: una pelota parada, un tiro libre cerca del área o un error defensivo.

No hay otra posibilidad en el planeta. Así que, cuando tienes un equipo más favorito, y supongo que aquí estás buscando un gol más para el equipo de la Juventus, tienes que ser consciente de esos números: número de ataques y número de saques de esquina de ese equipo teóricamente más débil. Eso tiene una explicación que entrenamos y estudiamos.

Si, en este caso, tienes a un Parma que se limitó a defender, hizo esporádicamente un ataque u otro, nada de relevante, sin gran peligro en la portería contraria, en este punto, la defensa del Parma está mucho más fresca que el ataque del oponente. Esto porque los delanteros de la Juve corrieron mucho más, para crear espacios, bajaron para buscar al balón y llevarlo hacia adelante e hicieron una presión constante en el frente de ataque. Esto conduce a un gran desgaste.

Por tener a Ronaldo en el equipo y ser consciente de sus capacidades, la Juventus pasa al Plan B y busca maneras de sufrir tantas faltas como sea posible cerca del área del rival. Si ves a una defensa del Parma fuerte, controlando bien y haciendo lo que es necesario y no ves a la Juventus disparar desde fuera de la zona y a tener tiros libres cerca de la portería del rival, puedes desistir. Puede siempre haber un gol, pero será muy difícil que suceda. Sucederá alguna vez al azar, en un acto aislado.

Si, por otro lado, ves a un Parma activo, resistiendo a la Juventus, atacando, creado peligro, con saques de esquina a su favor, tu punto fuerte puede estar allí. El desgaste causado por el ataque de la Juventus a la defensa de Parma, además de que a menudo los centrales tienen que subir en saques de esquina ofensivos y recuperar rápidamente su posición, multiplicado por el número de saques de esquina, además del desgaste que continúan sufriendo. Con los laterales se pasa exactamente lo mismo, el mismo desgaste, a través del cansancio normal en ese momento del juego. Eso trae desconcentración. Es posible que no haya goles en ese juego por alguna razón, pero invariablemente será más las veces que sufrirá goles que la veces que no sufrirá. Puedo darte el ejemplo de la temporada pasada, en la que en 6 partidos consecutivos nosotros, estando por delante en el marcador o empatados, sufrimos goles muy cerca del final, porque jugamos en ataque continuo y la fatiga fue nuestro mayor enemigo. Con los equipos grandes esto ya no es recurrente, porque son equipos de mucha posesión del balón, especialmente en el mediocampo ofensivo. Esto permite que la defensa recupere físicamente.

P - Los apostantes a veces quedamos frustrados con los equipos favoritos en los partidos por Copas. ¿Por qué facilitan tanto en Copas?

R - No se trata de facilitar. Tiene que ver con un organigrama de planificación de toda la temporada. Es parte de la competencia del entrenador, en las reuniones de gestión, forma parte de la gestión financiera del club. Por lo tanto, el entrenador es responsable, además de los resultados, de gestionar el equipo, física, psicológica y financieramente.

Tomemos el ejemplo del FC Porto, el que es el ejemplo perfecto. La planificación del FC Porto para esta temporada debe ser la siguiente: ganar el campeonato, ganar las copas nacionales y tratar de ir lo más lejos posible en la Liga de Campeones, lo que le traerá un tremendo retorno financiero. Esto es la mitad de lo que el entrenador Sérgio Conceiáo tiene que manejar. Sabe, en este punto, qué jugadores tienen la perspectiva de irse al final de la temporada. Lo que hace es, con su equipo técnico, encontrar soluciones en el equipo B para las posiciones de los jugadores que se irán. Y aquí importan los juegos por las copas.

Tienes a un FC Porto que es el gran favorito contra un equipo de la tercera división. Por ejemplo, el FC Porto es el favorito a ganar, ya sea en casa o como visitante. Así que, los jugadores que pueden ser una alternativa para la salida de un jugador del equipo principal, jugarán para ganar ritmo con los restantes colegas. Ahora, seamos honestos, y sin ofender a nadie, los jugadores del FC Porto saben que tienen calidad técnica para poner una pelota en la portería en cualquier momento y, por lo tanto, juegan mucho más relajados, porque el gol, más minuto, menos minuto, puede aparecer.

En el otro lado están algunos jugadores modestos, los que juegan en una división inferior, y ese es el juego de sus vidas, en la mayoría de los casos. Pero están jugando contra un gran favorito y no tienen nada que perder, porque la presión está del lado del FC Porto. Están con un factor de motivación más alto que el pico del Everest, ya hablamos de eso antes. Motivación. Están haciendo el juego de sus vidas, saben que todo el mundo está asistiendo al partido. Así, es impensable que en ese momento no piense que, si hace un buen juego, puede tener una posibilidad de salir para un club más grande y que le permita otros vuelos en su carrera.

Jugando en la casa de ese mismo club, la motivación es aún mayor, en un terreno a menudo con dimensiones más reducidas. Los clubes grandes no están acostumbrados a jugar así, con un césped de calidad inferior. Con el paso del tiempo, cada vez más los jugadores de los clubes modestos creen que, si marcan un gol y si pasan a una táctica muy defensiva, el FC Porto puede sufrir una derrota.

Por lo contrario, lo que los favoritos piensan es que llegó la hora de anotar, pero las dificultades son cada vez más grandes y aquí comienza el factor reloj a contar.

Invariablemente, cuando el juego está empatado, por lo que hablamos del factor de cansancio antes, el equipo más débil, el que no tiene tanta capacidad para aguantar el ritmo, eventualmente cederá. Pero todo esto pasa por la gestión y por la planificación de estos períodos, dando una oportunidad a los jugadores secundarios con la intención de crear rutinas con objetivos financieros en mente, además de ahorrar físicamente a los titulares para juegos más importantes.

P - Sigo pensando que los clubes grandes, la próxima temporada, tendrán aún más dificultades, debido al Campeonato Europeo y debido a la falta de descanso de los jugadores titulares de estos equipos. ¿Cómo ves el futuro?

R - Ésta es una ideología completamente asertiva y una que incluso hemos estado discutiendo. Los grandes equipos, ya que siempre tienen un gran número de jugadores internacionales, tendrán que hacer una gestión de esfuerzo mucho mayor que en la actualidad y esto, de hecho, puede traer cierto disgusto a algunos clubes, ya que juegan contra equipos que, en teoría, están mejor físicamente.

Es algo que vosotros apostadores podéis incluso explorar a vuestro favor en algunas posiciones. También porque si hablamos de Portugal, concretamente, el que es un país que no tiene grandes posibilidades de inversión en grandes jugadores, lo que predigo es que lleguen muchos brasileños, por la relación precio y calidad, los que no jugaron en el Campeonato Europeo y que vienen con sus rutinas físicas, porque los campeonatos en Brasil tienen otras fechas de inicio. Pero necesitan al mismo tiempo un período de adaptación al equipo y al campeonato. Y aquí puede haber una ventaja para algunos clubes, los que podrán aprovechar eso a su favor, pero no preveo facilidades en la próxima temporada para nadie. Lo más probable es que veamos una liga mucho más equilibrada, sin duda.

P - Analizando esta temporada, si fueras un apostante, ¿quién apostarías que será campeón?

R - Ahora mismo, por todo lo que ha hecho, el Sporting Lisboa. Todo va bien para el Sporting en este punto y eso es el resultado de un secreto llamado vestuario. En este punto, nos damos cuenta de eso fácilmente al asistir a un juego. Es evidente que el Sporting respira salud y felicidad en su vestuario, incluso con un entrenador que puede no ser muy experimentado, pero es nuevo, es un buen orador, quiere mostrar servicio y esto, por regla general, son armas difíciles de superar. Además, el Sporting, porque no está en las competiciones europeas, en la parte final del campeonato esto hará la diferencia a nivel físico. Pero es tan sólo mi opinión.

Sigue toda la emoción del campeonato portugués. En esta página encontrarás estadísticas, resultados y previas de los grandes juegos de la temporada.
 

P - Si fueras un apostante, basado en tu experiencia como jugador, ¿qué criterios tendrías en mente, sabiendo que, al entrar en el mercado, para asegurar un retorno financiero, tu análisis tendría que estar correcto?

R - Mira, tuve un profesor en la universidad, el que una vez me dijo una frase que traigo a la vida: "La información infinita se traduce en práctica laboral cero".
Lo que quiere decir con esto es que cuanta más información tengas, menos sabrás cómo usarla, porque la información es tanta que ni siquiera sabes por dónde empezar si no tienes un criterio definido de lo que quieres hacer.

Si yo fuera un apostante, una de las cosas que tendría que tener en cuenta era empezar a buscar e identificar mercados en los que tal vez sería mejor, porque el mundo de las apuestas es un mundo muy complejo, con mucho por donde trabajar y, en mi modesta opinión, aunque sólo tenga una pequeña idea, por lo que mis amigos hacen, tendría que aprender sobre ciertas situaciones.

Si estoy asistiendo a un partido de fútbol, puedo identificar los momentos del partido, puedo con relativa facilidad ver quién está o no más cerca de marcar un gol o alcanzar la victoria, pero lo más probable es que eso sería demasiado poco para una proyección del trabajo. Al tener un conocimiento más profundo de nuestros campeonatos es más fácil obtener información importante. Muy probablemente al principio trabajaría solo con nuestras ligas nacionales, las que, en beneficio de la verdad, en mi opinión, pero puedo estar equivocado, son muy buenas para trabajar como apostante.

Mi idea es que, si trabajas con algo que sabes, tienes fácil acceso a la información y probablemente será más fácil. Es más fácil para mí obtener información de la segunda o de la primera liga que de La Liga o de la Premiere League, pero como dije, es un caso a estudiar.
 

Si fuera un apostante, una de las cosas que tendría que tener en cuenta era empezar a buscar e identificar mercados con los que pudiera trabajar mejor.


FAQ's

¿Las noticias y la falta de jugadores influyen en las cuotas?

Es casi indiscutible que, actualmente, las cuotas están influenciadas por varios factores, los que van más allá de los equipos por sí solos. Las noticias que preceden al juego o la ausencia de un determinado jugador pueden representar cambios significativos en las cuotas

¿Es importante el factor equipo local o visitante al apostar?

Cuando se trata de apostar, elegir el equipo local o visitante es muy importante. Es de conocimiento común entre los apostantes que este factor es una ventaja y que está presente principalmente en las diferentes ligas y campeonatos. La presencia de aficionados en los estadios es fundamental y crucial en momentos clave.

¿Cómo debo empezar a apostar en deportes?

La Academia de Apuestas es lo que necesita cualquiera que desee empezar a apostar. En nuestra página web encontrarás toda la información necesaria. Comienza hoy mismo y únete a nuestra comunidad.

Compartir "¿Sabe un futbolista profesional cómo apostar?" vía: